Viajando a través del paladar

No siempre se puede estar en carretera, con el macuto a la espalda y conociendo nuevos lugares o revisitando conocidas plazas… Para esos momentos de añoranza es necesario tirar de otros recursos como la imaginación o la gastronomía… Porque un país también se conoce recorriendo sus cocinas. Los olores y sabores pueden transportarnos  a un lugar, a veces  incluso mejor que una fotografía.

En uno de estos momentos de añoranza me encuentro ahora… así que cojo mi cuaderno de recetas y miro qué puedo hacer. Siempre me ha tirado la cocina por su lado más dulce, y dado que las navidades se acercan… decido elegir la receta del Panettone y hacer un viaje a Italia. Una vez hecha la elección y preparados los ingredientes, me dispongo a meter las manos en harina (literalmente).fiori-zucca

Según voy añadiendo ingredientes y uniéndolos con el movimiento de mis manos, muchos recuerdos van viniendo a mi mente. Platos de las más variadas pastas, pizzas con bases finas y crujientes en sus bordes… y lo que más me gusta: las flores del calabacín en tempura! Una delicia que descubrí gracias a mis amigos A. y M. en un rincón perdido de la Toscana.

He tenido la oportunidad de visitar Italia varias veces. La primera de ellas fue para conocer Reggio di Calabria donde fui para hacer un curso de italiano y un curso de windsurf. Y donde pude vivir muchas y muy locas experiencias.

En el ámbito de lo culinario, pude descubrir cómo se comen allí los helados…

¿¿¿En cucurucho??? No.Gelateria Cesare

¿¿¿En tarrina??? No.

Se comen en una especie de bollo suizo de tamaño considerable. Te lo rellenan pero que bien, de helado y para terminar de ponerlo bonito le ponen un buen pegote de nata. Ni que decir tiene que la ropa que lleves puesta, acaba de cabeza en la lavadora, porque no te da tiempo a seguir el ritmo de chorreo de ese helado de tamaño familiar.

Y es que en el tema de los helados, los italianos no se quedan cortos. Una breve visita a Sicilia, dejó claro que el tamaño, en asuntos de helado, importa!IMAG0221

La gastronomía, en Italia, es parte importante a la hora de conocer el lugar. Os recomiendo que además de las increíbles heladerías, visitéis restaurantes y mercados. Si os gusta cocinar, os volveréis locos eligiendo tipos de pastas (Casarecce, Penne, Bucatini…) y lo mismo os ocurrirá con las especias.

Y así, entre recuerdos, ya están listos los mini-panettones que he ido preparando.

Ahora toca la mejor parte… disfrutar del sabor de Italia! 😉

DSC_0009

Anuncios

2 pensamientos en “Viajando a través del paladar

  1. Eres una artista de la repostería Rocío. Tienen un aspecto estupendo los minipanettones. Una buena lección de cómo hacer y tomar los productos italianos.
    Un beso Candi

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s