Marruecos, ese gran desconocido

Muchas veces nos ocurre que lo más cercano, es lo más desconocido.

Así me ocurría a mí con Marruecos, país vecino que no conocía y del que sólo podía dar referencias a partir de opiniones de otros.

A la hora de plantearnos un viaje a este destino, las preguntas de familia y amigos tampoco ayudaban mucho a la hora de decidirse…

¿Dos mujeres solas a Marruecos? ¿No os da miedo el terrorismo? ¿Es un país seguro? ¿Qué hay de interesante en Marruecos?

Cierto es sí teníamos algo de respeto al hecho de viajar a un país musulmán, siendo mujeres. Pero el destino nos lo puso fácil y nos puso en el camino a Gerardo M. Chinchilla y su viaje fotográfico a Marruecos. Y desde entonces, y en un periodo de cinco meses, he vuelto dos veces más a ese país de contrastes. Porque no hay más barreras que las que tú te pongas.

10408697_10205713305582708_6882453152710471380_n

Y es que en él se pueden encontrar parajes para todos los gustos. El Atlas para los montañeros, el desierto para los aventureros del 4×4, ciudades laberínticas como Marrakech y Fez para aquellos a los que les gusta perderse entre paredes, atardeceres de ensueño en Ashila, olas para surferos en Essaouira…20150228_DSC_0206_edited20140924_DSC_0276_edited_tikitikitravelAsilah_20140928

En el viaje de Septiembre, fuimos acompañados por Alí, Said y Moha que en todo momento nos hicieron sentir que estábamos en buenas manos. Incluso en los momentos de mayor aventura con las lluvias torrenciales del desierto, pudimos confiar en que sabían lo que hacían y no teníamos que preocuparnos de nada.

11096796_10152757727873803_1064079373_n

11086140_10152757736723803_246549507_o

En las visitas que hemos hecho a Marruecos, hemos conocido gente encantadora, en su mayoría bereberes. Parece  que una vez que conoces a un bereber, ya conoces a todos. Hay como una red de hermandad bereber que hace que siempre encuentres amigos sin importar dónde estés.

Y es precisamente la gente la que hace que te sientas en familia y que puedas llegar a conocer de verdad un país. Porque admitámoslo… no es lo mismo ir de turista que de viajero. Como turista podrás conocer los monumentos, tener las fotos estándar, hacer las compras típicas… Pero como viajero, verás, olerás y saborearás los lugares desde lo más profundo y podrás decir que conoces el país de verdad.

En nuestras estancias en el desierto hemos estado como en casa gracias a la gente del Palais des Dunes.

20150304_DSC_0801_edited_tikitikitravel

Una casa frente a las dunas, en la que puedes disfrutar de un té en su terraza mientras te despides del sol hasta el día siguiente, disfrutar de un Tajín casero para cenar después de una larga jornada, o echar unas risas con tus nuevos amigos y familia.

DSC_0073_edited_tikitikitravel

20150303_DSC_0464_edited
11086099_10152757739878803_1575356150_o 11093409_10152757749378803_1577468862_o

Una estancia que no estaría completa si no duermes al menos una noche en las dunas compartiendo el silencio del desierto con millones de estrellas y la luna. Una experiencia que no deja indiferente a nadie.

gmchinchillagmchinchilla_5d3_DIRECT_25092014_MG_1455-

Ahora que llegan de Semana Santa y ya dejamos volar la mente con los planes para las vacaciones de verano, ¿os animáis a acompañarnos a un nuevo viaje por Marruecos? Yallah amigos!

Anuncios

4 pensamientos en “Marruecos, ese gran desconocido

  1. Descubrí Marruecos en 2009 y desde este momento ha sido mi destino predilecto, para visitar dos o tres veces al año. Adoro el Atlas, a sus gentes, Essaouira me hace sentir libre y en calma, Dades o el valle de las rosas, el paraíso en primavera, y el desierto, lo mejor las noches de verano…..como decís, hay de todo y para todos los gustos….
    Suscribo lo de la hermandad berber, jejeje, me ha hecho mucha gracia. Y además, me han roto los esquemas y los topicos sobre los marroquíes…tanto que tengo “hermanos” en Marruecos para toda la vida. Yallah yallah, me apunto!

    Le gusta a 2 personas

  2. Una buena descripción de un pueblo al que os sentís muy unidas. Según vuestras vivencias son unas gentes amables y generosas junto a un paisaje lleno de matices, colores y sabores.
    Para todos los que quieran vivir y sentir la magia del desierto, sus luces, sus noches, su silencio… una ocasión maravillosa de conocerlo.
    Besos tikis

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias, Candi! La verdad es que nuestras vivencias sólo nos han reforzado en nuestra idea de que se debe viajar sin ideas preconcebidas y dar la oportunidad a gentes y lugares, de darse a conocer de verdad. 🙂
      Besines!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s